0 Flares 0 Flares ×

 

14/05/17 – PASIÓN, despecho, venganza, deseo, orgullo patrio y amor, fueron solo algunos de los intensos sentimientos que provocó Ednita Nazario el pasado sábado ante un lleno total, en la primera de dos funciones de su concierto “Una Vida” celebrado en el Coliseo José Miguel Agrelot de San Juan.

Este recital marcaba un hito en este centro de espectáculos, al ser el concierto número mil en su historia y al mismo tiempo representaba la puesta en escena número quince para Ednita, o su “quinceañero” como le hizo llamar.

Ataviada con un impecable conjunto de chaqueta con capa color blanco, Ednita hizo su aparición en medio de la tarima, mientras los acordes de “Más Grande Que Grande” provocaron ensordecedores aplausos y levantaron de sus asientos a la mayoría de los 6,000 asistentes que abarrotaron el lugar. En al área de arena no hubo un asiento desocupado mientras prosiguió con un medley de los temas “Después De Ti” y “Están Lloviendo Flores”.

“¡Qué bueno que vinieron! ¡Qué muchos somos! ¡Vamos a gozar un montón!”, dijo la artista ponceña como mensaje de bienvenida.

Rápidamente desapareció del escenario para regresar con unos ajustadísimos pantalones de cuero negro y camiseta en combinación, que luego combinaría con chaquetas de diversos tonos.

El ánimo mermó por un instante mientras interpretó “Ni Una Lágrima” (“Bandolero”) de su nuevo álbum, homónimo del concierto y de su recién lanzado libro autobiográfico “Una Vida”. Sin embargo, las ansias del público por escuchar algunos de sus más populares canciones vieron un aliciente con el popurrí de “Gata Sin Luna”, “Quién Te Robó El Corazón”, “Un Corazón Hecho Pedazos”, “Tanto Que Te Di” y “Ya No Me Duele Tanto”.

La canción “Mariposa” fue la próxima en el repertorio de la vocalista, antes de darle paso a su primer invitado de la noche, el cantautor Axel, con quien entonó “Solo Una Vez”. Al concluir el dúo, Ednita le abrió paso en tarima para que cantara su éxito “Amo”, la cual fue coreada por todos. Para despedirlo, como ya es esperado, Ednita selló con un beso en la boca la exitosa presentación del argentino, quien aseguró que era “un sueño para él” colaborar con la boricua. Seguido, Ednita interpretó “Alguien Más” y a continuación echó mano a otra mezcla de temas, esta vez, “La Más Fuerte” y “Por Ti”.

En otra interacción con el público, la cantante los invitó a activar las luces de sus teléfonos móviles a modo de apoyo en contra del maltrato conyugal y así cantar “Ángel De Cristal”.

Su segundo invitado de la noche lo fue “El Caballero De La Salsa”, Gilberto Santa Rosa, con quien compartió las letras de “Ser Tu Amigo”. Santa Rosa sorprendió con su llegada a mitad de canción, provocando los aplausos de los asistentes por ese aclamado junte y, por supuesto, con el anticipado beso de despedida.

De inmediato, Ednita hizo una pausa para reconocer a Manolo Ramos, quien tuvo a cargo la apertura de su concierto. Ramos fue una acertada selección como antesala, calentando los motores de los presentes con sus melodías “El Que Quiere Más”, “Dios Y El Pavo” y la viralizada “La Tierra De Papá”.

Consciente de la infinidad de éxitos que ha logrado posicionar exitosamente entre su fanaticada, la vocalista añadió al repertorio otra compilación de temas, incluyendo los títulos “Para El Peor Amante”, “A Que No Le Cuentas” y “ Tú Sin Mí”.

Una pausa musical le permitió a la diva un cambio de ropa adicional; esta vez a un conjunto de mahón. En esta nueva porción de la función, Ednita sorprendió caminando entre los que ocupaban el área de Arena para llegar a una tarima pequeña, más cercana a las secciones superiores del Choliseo. Durante ese movimiento cantó otro conjunto de temas, entre ellos, “Imposible”, “Eres Libre” y “Figúrate”.

“Quería verlos de cerca”, explicó dando las razones que dieron paso al inusual montaje, mientras sus fanáticos le agradecían con aplausos y gritos desde todos los rincones. DDesde ahí envió un saludo a las madres como preludio a “Privilegio De Dar”, “Mejor De Ti” y “Metamorfosis”.

Ya de regreso a la tarima principal, prosiguió con otra mezcla de éxitos, esta vez compuesto por “A Que Pides Más” y “La Pasión Tiene Memoria”. Una cama descendió desde el techo para el aclamado tema “Quiero Que Me Hagas El Amor” en la cual la cantante dio rienda suelta a su sensualidad con sus movimientos. Esto marco el momento cumbre del concierto, que, sin embargo, fue superado por las sorpresas que estaban aún en agenda.

Al final de la canción “Hoy Brindaré”, Ednita hizo delirar a la audiencia con la inesperada llegada de quien fuera su esposo desde el 1988 al 1991, Luis Ángel. El autor de las baladas “Como Antes”, “Contigo Mi Amor”, “Tú Sabes Qien” y “Lo Que Son Las Cosas” tuvo el máximo honor de entonarlos a dúo junto a su exesposa y de cerrarlos con broche de oro, gracias a la llegada – también sorpresa – de la hija de ambos, Carolina Márquez, a quien  Nazario tiernamente se refirió como “nuestra mejor canción”.

En este momento la fiesta parecía no tener fin, más aún con el ritmo de plena que inundó el recinto. Con una lluvia de confeti, el desfile de cabezudos y vejigantes e imágenes de Puerto Rico desplegadas en pantalla, la ponceña puso a todos a bailar con “Que Bonita Luna”.  La intérprete completó el patriótico momento con la canción “Soy Tuya”.

El cierre de la noche llegó con “Aprenderé”. No obstante, los presentes se quedaron con sed de más. Luego de que ya habían prendido las luces del coliseo, los vítores y coros del público provocaron el regreso de la cantante después de casi tres minutos, mientras muchos ya salían de sus secciones.

 “Ya yo estaba por la Baldorioty”, bromeó antes de cantar “Ya No Me Duele Tanto” como regalo final a sus fieles seguidores que disfrutaron junto a Ednita un recorrido por las emociones propias de la vida en dos intensas horas de espectáculo.

Por Blamilsa Corujo Rodríguez

(Fotos: José Class)