0 Flares 0 Flares ×

10/7/17 – “Señor, yo no te pido que me des, solo ponme donde hay. Se acaban y no las pruebo”.  Esa fue la invocación con la que al unísono el público acompañó a “Larry”, para dar inicio al stand up comedy “Moralejas”, en Caguas.  Y la risa… no se hizo esperar.

“Larry”, personaje interpretado por Miguel Morales, abrió la tercera función en el Centro de Bellas Artes, la cual consideró como un show serio.

“¡Buenas noches! ¡Qué rico! Bienvenidos hoy a mi clase”, saludó el súper fanático de los Dodgers, desde el escenario de la distinguida sala, que sirvió de espacio para proyectar moralejas de su autoría y hacer la referida “oración”, al atardecer del domingo 9 de julio.

El ya popular “Larry”, tierno amante de las doñitas – mujeres cercanas a la tercera edad, que del 1 al 10, las prefiere en cuatro –  se mantuvo con el bate en la mano, paseándose por el escenario, área que designó como el “Parque Rompe Nolas”.  Allí, con camisa del equipo de béisbol, mahón, gorra y tenis, se mantuvo instruyendo con sus insospechadas “lecciones”, abarcando vivencias propias y ajenas. Estas historias con propósitos fueron contadas una tras otra, prácticamente, sin parar, arrancando risotadas de todos los presentes, con el particular estilo del standarista: con mucha picardía y doble sentido o connotación sexual.

El veterano comediante narró que sus moralejas nacieron en el show de “Raymond Y Sus Amigos”, como parte del sketch de “The Men And The City. A los fanáticos les gustó y fueron enviándole muchas mediante las redes sociales. Ahora en ese espacio televisivo, las hace manera improvisada.

En esta oportunidad resultaron memorables las lecciones del gusanito cruzando la vía del Tren Urbano, el conejo y la paja y el matrimonio con el perrito salchicha, entre varias.

Trending topics

“Larry” dio espacio a Miguel Morales, una hora después de iniciar la comedia, que fluyó con la interacción del público alegre, que la pasaba muy bien. En su intervención, el libretista mediante proyecciones, hizo referencia a personalidades de la farándula, del periodismo, de la política y los deportes, entre otras figuras públicas y situaciones que fueron temas de tendencia o trending topics en las redes sociales.

Destacó a Maripily, al negro de WhatsApp, al #TeamRubio, #puñeta, la foto de Javi Báez y Tito Trinidad. Solicitó un fuerte aplauso para el vaso rojo o el vaso de Aníbal, tercer símbolo patrio que destronó al coquí”. Así lo comentó el humorista al presentar varios memes del exgobernador.  Y preguntó a la activa audiencia, que cuál creían era la bebida preferida de algunos políticos.

A su vez, echo mano a la mellaera de Sonya, en contraste con la blanca dentadura de Indy Flow con su éxito “Lengua Deíto” y las peleas de Lady Mágica con su esposo Cesar Sáinz, fueron exposiciones que resultaron jocosas.

A su manera, también trajo a colación la eterna tiraera del reguetón recordando los tiempos del cassette y las peripecias para grabar temas  underground, entre otros aprendizajes ayudados por los adelantos de la Internet. Para ello, dio varios ejemplos.

En broma y en serio

El cómico lamentó que se volviera viral la huelga de la UPR.

“Obviamente no avalamos el vandalismo, creo que se puede protestar con el sentido y con la razón, porque <<la razón no grita, la razón convence>>”, manifestó.

De igual manera, repudió el escándalo sexual en la alcaldía de Guaynabo, algo notable en su particular vocablo.

Una de las expresiones que más impactó fue su elogio a Raymond Arrieta, no solo por ser su jefe, sino por la loable gesta que realiza hace muchos años.  Dentro del contexto de teñirse el pelo de rubio y resaltar que Raymond se veía muy bien en comparación con él, fue tildado de “lambón”.  A lo que de forma inesperada respondió: “Que se joda”.  Y causó risa.

Acto seguida, añadió:

“Y si tengo que <<lamberle>> los pies, también lo hago, porque él camina todo Puerto Rico luchando contra el cáncer”.

Cabe destacar que de inmediato recibió el aplauso más extensivo en toda la noche de fanáticos que, evidentemente, concurrían con sus expresiones.

Por otro lado, dentro de los espectadores reconoció la presencia de sus compañeros de labores, el Bebo Adames y Rosko Jaime “Chupi”, en radio y televisión respectivamente. Asimismo, a sus familiares: su hija, su prima y su hermana Milly, de quien hizo anécdotas… y con voz entrecortada, la describió como “una guerrera” por ser paciente de esclerosis múltiple.

“Gracias a todos ustedes, han sido un público maravilloso”, puntualizó Miguel Morales antes de finalizar el evento con las enseñanzas de su abuelo y el baile, además de la última moraleja de la noche sobre un huevito millonario y la mamá más rica…. Y como era de imaginarse, el público reaccionó con aplausos y carcajadas.

Para aprender sobre estas y otras “Moralejas”, exclusiva para adultos, habrá funciones en Aguada Ponce y otra vez en Caguas.

Por Ana Hilda Pena

(Fotos: Ángel Negrón)