0 Flares 0 Flares ×

 

 

 

13/07/17- La llaman “La Sonera del Mundo”, nombre que lleva de manera natural por su sangre cubana. Su habilidad de mezclar ritmos con inigualable estilo, la hacen ser una artista única. Nos referimos a la cantante Aymee Nuviola, quien vino de visita en Puerto Rico para promocionar “Como Anillo Al Dedo”, su nueva producción discográfica para Top Stop Music.

“Con este disco nos va muy bien. Es muy diferente a todos los anteriores porque está más enfocado en fusiones urbanas mezcladas con lo electrónico, la conga y los beats de reguetón en muchas de las canciones. En Tenerife (España) vimos como gente del público ya tarareaban las canciones. También está sonando fuerte en Dominicana, en varias ciudades de Estados Unidos y aquí en Puerto Rico”, cuenta a Helda Hoy la también actriz que despuntó en suelo boricua cuando encarnó a Celia Cruz en su etapa adulta; hazaña que también le sirvió para darse a conocer internacionalmente.

Aymee Nuviola nació en La Habana, Cuba. Estudió música desde muy pequeña en la escuela de arte siendo su especialidad el piano clásico. Junto a su hermana crearon el dúo de Las Hermanas Naviola con el que viajaron fuera de Cuba por muchos años hasta que se exiliaron en Costa Rica, luego Cancún y finalmente Miami.

HH: ¿Qué te motivó a salir de Cuba y radicarte en el exilio?

AN: Principalmente el trabajo. Yo nunca pensé quedarme fuera de mi país porque mis padres y mi familia eran y son tan importantes que no tenía el valor de dejarlos. Luego que mi madre murió, me desprendí un poco del deseo de permanecer en la isla. Todavía me queda mi padre en Cuba así que lo traigo a Miami a pasar temporadas conmigo.

Adaptarse a una nueva vida fuera de su familia y sus costumbres no fue fácil para la vocalista.

“Mi hermana y yo salimos muy niñas de Cuba y no teníamos el valor ni la crianza para probar mundo. Cuando llegamos a Costa Rica y empezamos a tener responsabilidades como dos seres normales (fuera de lo que era ser artista) nos cayó una soledad terrible. Nos vimos de pronto sin familia y sin ningún apoyo. Fue realmente duro, muy duro… Ahora, yo no supe realmente lo que era el exilio hasta que muchos años después llegué a Miami”, relata Aymee, quien dice tener “una conexión emotiva muy fuerte con esta ciudad”.

“En Miami me han entregado la llave de la ciudad, una vía tiene mi nombre; cosas que no tengo en La Habana, aunque yo sé que La Habana tiene tatuado mi nombre en algún lugar del malecón”, nos cuenta emocionada la dos veces nominada a los Premios Grammy y ahora que ha comenzado a escalar el listado de Billboard con su nuevo sencillo “Rumba De La Buena”.

HH: ¿Cuál sería tu legado para todos esos artistas nuevos que ven en ti un ejemplo a seguir?

AN:  Primero que nada, sería un legado de fe. Creo que cuando una se apoya en la fe se pueden lograr grandes cosas. Hay una gran falta de Dios en la gente y en la juventud muchísimo más. Quieren hacer todo por sus propias fuerzas y a veces el talento no vale nada si no se hace la voluntad de Dios. Pero también, por supuesto, quiero dejarles un legado musical para ellos puedan decir que aquí se hizo un buen trabajo, un trabajo serio. Que detrás de mí hay unos buenos músicos, una buena orquesta defendiendo mi trabajo; que las grabaciones están bien hechas, porque no solamente es pegar un disco, sino también que te respeten como artista.

La artista presentará su nueva producción este viernes 14 de julio en el Mall de San Juan.

Por Sandra Barbeito

(Fotos: David Díaz)