0 Flares 0 Flares ×

10/10/17 LA caída de las comunicaciones ha sido uno de los mayores inconvenientes para que tanto pequeños negocios como grandes empresas nacionales y multinacionales aún no hayan podido reestablecer sus operaciones tras el paso del huracán María por Puerto Rico.

Dentro del panorama sombrío y dificultoso que enfrenta el País, una empresa netamente puertorriqueña, 4Net Internet, ha mantenido su red de servicio de internet comercial.  De esta forma han logrado aliviar la gran presión y pérdidas económicas y de empleos que ha estado ocasionando el que las empresas no puedan operar debido a la falta de internet para procesar sus transacciones tanto internas como externas.

Emmanuel González estableció su negocio, 4Net Internet, en el año 2012, en el municipio norteño de Arecibo.  Y para sorpresa de muchos, esta pequeña empresa boricua es a quien han recurrido ya más de una decena de grandes empresas multinacionales que operan en la isla para poder tener acceso al internet de alta velocidad que requieren estas operaciones comerciales.

“Muchos se sorprenden de que somos nosotros, los de aquí del patio, quienes estamos dando la cara y brindando servicio en donde las llamadas grandes y poderosas empresas se han quedado sin servicio. A nosotros no nos sorprende porque desde que empezamos 4Net lo hemos hecho teniendo en cuenta ser lo más confiables posibles para que nuestros clientes puedan continuar teniendo ese acceso al internet tan importante en los negocios, aún bajo circunstancias de crisis como la que vivimos hoy día”, expresa Emmanuel, joven empresario arecibeño, fundador de la empresa de servicio de internet residencial y comercial.

Ademas, “debido a la importancia del servicio de internet para los negocios, damos prioridad a los comercios de todo tipo: fábricas, farmacéuticas, cooperativas y otros que sin internet básicamente no pueden operar”.  (“Tenemos torres en toda la Isla, estamos sirviendo con alta velocidad, desde 5 megas hasta 50 megas o lo que necesite el comercio. Sabemos que también las comunicaciones de telefonía han colapsado en gran parte de la isla, ese servicio de telefonía lo tenemos disponible para los clientes que así lo necesiten”, explica González).

Finalmente, expresa que “aquí lo importante es que podamos levantarnos de este golpe, ayudarnos unos a otros, y continuar siendo la isla que todos sabemos que nunca se quita”. (“De nuestra parte ponemos un granito para que se pueda reactivar la economía y las empresas puedan seguir haciendo negocios y por lo tanto que la gente tenga su empleo y podamos salir de este momento difícil”, puntualiza el empresario).