0 Flares 0 Flares ×

05/12/2017 – La modelo Shalimar Rivera ha alzado su voz por los pacientes de diálisis en Puerto Rico.  Determinada y conmovida, la beldad organizó  una parranda donde la acompañaba el merenguero Oscarito, con el propósito de llevar algo de alegría al Frasenius Kidney Care en San Juan.

Y es que la joven guayanesa aboga porque las personas afectadas puedan tener compañía mientras se dializan, proceso que demora entre tres y cinco horas.

“A los pacientes aquí en la Isla no se les permite que ningún acompañante esté con ellos y eso es algo bien triste.  Nosotros tenemos que pensar que esos son seres humanos… Hoy están en aceptación, pero mañana no… Ellos necesitan apoyo”, enfatiza Shalimar a Helda Hoy.

Miss Piel Canela 2001, lleva tres semanas en Puerto Rico y es precisamente ella la que acompaña a su amiga Jéssica Bonano, quien nació con un solo riñón. A los 33 años cayó en fallo renal, luego fue trasplantada, pero hoy día se tiene que dializar en Frasenius Kidney Care.

Nos cuenta la amiga de Shalimar que antes del paso del Huracán María por Puerto Rico, se estuvo tratando en Miami y notaba que mientras se sometía al tratamiento, podía hacerlo con compañía. En su caso, la misma Shalimar era quien la acompañaba.

Tan pronto llegó  al País, Shalimar tomó acción inmediata, contactó a la gerencia del centro de diálisis y conversó con una trabajadora social. Sin embargo, sus pasos resultaron infructuosos debido a que le explicación que le ofrecen a la excoanimadora de “Día a Día” es “por control de infecciones”.

“Dime las medidas que debo tomar, pero no me puedes coartar de yo hacer lo que quiero hacer. De yo estar con ella o con ellos, no importa si me tengo que poner los guantes. Perfecto ¿Yo me tengo que poner la bata? Perfecto ¿Me tengo que lavar las manos?  ¿No voy a estar en la conexión ni en la desconexión? Perfecto, pero yo quiero estar con ella en el proceso…”, sostiene con ahínco la esbelta bailarina, quien intercede por un momento positivo donde los dolientes no estarían solitarios en el arduo procedimiento.

Por Janice Arroyo

(Fotos: David Díaz)